¿Qué necesito saber acerca de la resonancia magnética de mama?

¿En qué consiste una resonancia magnética? 

 

La resonancia magnética (RM) es una de las técnicas de imagen que utilizamos en el manejo de la patología mamaria. Se basa en la utilización de un campo magnético y ondas de radiofrecuencia para generar imágenes del cuerpo. A diferencia de otras técnicas de imagen, como la mamografía, no utiliza rayos X, de modo que no produce ninguna exposición a la radiación

Es una técnica muy sensible para la detección de cáncer, capaz de detectar el cáncer cuando aún está comenzando a formarse, y además de darnos información sobre la forma y tamaño de las lesiones, nos va a aportar información sobre cómo se comportan. Los tumores de mama tienen la característica de tener mucha vascularización, y la resonancia de mama nos ayuda a ver esta característica y así diferenciar las lesiones malignas, de las benignas. 

 

¿Cómo se realiza una resonancia magnética? 

 

La colocación de la mama para hacer una resonancia magnética es crucial para obtener imágenes con una calidad adecuada, por lo que durante el tiempo que dura la prueba, tienes que saber que es importante permanecer tumbada boca abajo e intentando no moverte. Nuestros técnicos te facilitarán el colocarte de la manera adecuada para que estés los más cómoda posible. Durante la adquisición de las imágenes se oye un ruido intenso, por lo que te darán unos cascos o tapones para que tapes tus oídos y no sea molesto. 

 

La duración aproximada es de unos 30 minutos. 

 

¿Qué necesito saber antes de hacerme una resonancia magnética? ver artículo 

 

Deberás acudir en ayunas de 4-6 horas. 

-Es necesaria la utilización de contraste intravenoso para el diagnóstico del cáncer de mama y la caracterización de lesiones. El único estudio sin contraste es el que se realiza para valorar prótesis mamarias. Debes advertir si eres alérgica o tienes alguna enfermedad renal. 

Es importante que no exista contraindicación para la realización de la RM, como por ejemplo algunos de los dispositivos de estimulación cardíaca, implantes cocleares incompatibles, bombas de infusión o alergias al contraste, etc. Por lo que todo paciente con cualquier tipo de dispositivo debe traer la tarjeta identificativa del implante para poder saber si es reso-compatible. 

Si no es urgente hacerla y se puede programar, bien porque es una revisión o para completar otras prueban que te hayan realizado, intentaremos hacértela en la segunda semana del ciclo menstrual, en este momento, la mama está en momento de “reposo hormonal” y el estudio tendrá menos hallazgos benignos derivados de los cambios hormonales, pero que pueden llevar a confusión. 

-Si estás dando el pecho, el estudio se puede hacer sin problema, pero es recomendable desechar la leche después de la prueba durante 24h. 

-Las pacientes que sufren ansiedad o claustrofobia pueden requerir la administración de ansiolíticos previamente o incluso la sedación durante el procedimiento. 

 

¿Cuándo se realiza una RM? 

Con la resonancia magnética mamaria se pueden evaluar algunas alteraciones que no son visibles con las otras técnicas de imagen como la mamografía o la ecografía. Algunas situaciones en las que puede estar indicado realizar una resonancia magnética incluyen: 

  • Complementar la valoración de una lesión identificada mediante mamografía o ecografía: En algunas situaciones, con las técnicas convencionales no es suficiente para descartar que no estamos ante un hallazgo sospechoso. La RM es una técnica que nos dará más datos para descartar malignidad. 
  • Preoperatoria ante el diagnóstico de cáncer de mama: la resonancia define mejor el tamaño y la localización de la lesión, lo que nos permitirá una mejor planificación del tratamiento (cirugía, quimioterapia). 
  • En pacientes ya diagnosticadas de cáncer de mama y en tratamiento con quimioterapia , para evaluar la respuesta a quimioterapia antes de la cirugía. Esto es algo que cada vez se hace más, los oncólogos en casos determinados comienzan a dar la quimioterapia antes de operar, con el objetivo de reducir el tumor y permitir una cirugía menos amplia. La RM nos permite valorar la respuesta del tumor al tratamiento con quimioterapia, es decir, cómo de bien está actuando la quimioterapia contra el tumor.  Fig 1 

Respuesta RM

Fig 1. En las dos imágenes superiores vemos un cáncer de mama tanto en el mapa de grises (izquierda) como en el mapa de color (derecha) donde se observa un cáncer altamente vascularizado. En las imágenes inferiores que se realizaron unas semanas después, tras la quimioterapia, vemos que el cáncer ha desaparecido lo que se confirma una buena respuesta al tratamiento de quimioterapia y en este caso evitó una cirugía agresiva. 

  • Cribado de las mujeres de alto riesgo de cáncer de mama como pueden ser mujeres con mutaciones BRCA1 y 2: El diagnóstico de cáncer en este grupo de mujeres es especialmente difícil, al ser más frecuente en mujeres más jóvenes y con mamas más densas. Además, los tumores en estas mujeres suelen tener un aspecto más benigno con mamografía y ecografía. Se ha demostrado que la probabilidad de que el cáncer se presente entre los controles de mamografía en este grupo es de hasta un 40%. La RM mejora la detección de cáncer en estadio temprano. 
  • Valoración de implantes mamarios cuando existe sospecha de rotura con las técnicas convencionales como la ecografía y mamografía. 
  • Cuando vemos ganglios axilares patológicos y al analizarlos el resultado es que son secundarios a cáncer de mama, pero en las técnicas convencionales (mamografía y ecografía) no se ve nada sospechosos, en estos casos realizaremos una resonancia magnética ya que cómo hemos explicado es la técnica más sensible.

 

Espero haber aclarado las cosas más importantes de la resonancia de mama, si tienes cualquier duda no dudes en preguntarnos. 

Hugo de la Rosa Toro 

Deja tu comentario