Síntomas en el cáncer de mama: cuándo debes consultar y qué pruebas habrá que realizar

Hola a todos!!

Hoy os voy a hablar sobre los síntomas locales del cáncer de mama que podemos percibir en una autoexploración mamaria.

Si bien la autoexploración mamaria no ha demostrado disminuir la mortalidad por cáncer de mama, como si lo ha hecho la Mamografía, si me parece muy importante que conozcamos nuestra mama. Algunos estudios en contra de la autoexploración mamaria mensual, refieren que crea ansiedad en la mujer y lleva a frecuentes consultas innecesarias y a falsos positivos….sin embargo, pienso que hay un enfoque algo equivocado en esta idea.

Cuando pregunto una mujer al hacerle una ecografía si se ha notado algo.. es frecuente que me responda que no se explora porque no sabría detectar qué tiene importancia y qué no, sin embargo, no se trata de realizar una exploración como te la haría un médico, sino simplemente, de que conozcas tu mama para que si surge algo diferente, lo puedas detectar, y así, participar activamente en tu salud.

A continuación te muestro cómo y cuándo debes realizar la autoexploración:

¿Qué síntomas nos deben alertar?

Un NÓDULO es la forma más frecuente en que se manifiesta un cáncer de mama. La mama de por sí es ligeramente nodular y para complicarlo más.. algunas mujeres tienen bultos benignos, como quistes y fibroadenomas. Tal como os estoy insistiendo, se trata de que conozcamos nuestra mama, esas nodularidades o bultitos que llevamos “de serie” y que muchas veces van cambiando durante el ciclo menstrual no nos deben preocupar. Los nódulos/bultos malignos suelen ser irregulares, duros, muy fijos y no varían durante el ciclo menstrual sino que irán creciendo progresivamente.

La SECRECIÓN mamaria puede ocurrir en multitud de circunstancias y es algo que debes consultar. Si la causa es un cáncer de mama, la observarás por una sola mama, por un solo orificio, mas frecuentemente de forma espontánea y de color o transparente o sanguinolenta.

La PIEL DE NARANJA ocurre cuando el cáncer de mama afecta a los conductos linfáticos de la piel de la mama, con lo cuál se interrumpe el drenaje linfático en la piel y se produce un engrosamiento de la piel unos “hoyuelos característicos”.

El DOLOR  no suele ser un síntoma de cáncer, se puede deber a múltiples causas, tanto relacionadas con el ciclo menstrual como dolores de tipo pinchazos, musculares referidos en la mama…En raras ocasiones, un tumor maligno en la mama puede doler y este dolor será continuo durante todo el ciclo menstrual y muy localizado en una zona de la mama.

Las zonas de ENGROSAMIENTO de la piel también deben alertarnos, aunque es más frecuente se deban a cambios inflamatorios benignos, también pueden ser un signo de afectación de la piel por un cáncer de mama en esa zona y generalmente notarás un bulto asociado.

El HUNDIMIENTO O RETRACCIÓN del pezón debe es también un signo de alerta. Hay que tener en cuenta que hay mujeres que nacen con el pezón invertido y es algo normal. En ocasiones, es posible, que por pérdida de elasticidad de los conductos, se observe un progresivo hundimiento del pezón en las dos mamas tratándose de un proceso benigno. Debe preocuparnos cuando el hundimiento o retracción del pezón lo observamos como algo nuevo y progresivo en una sola mama.

El hundimiento o retracción en una zona de la mama se produce por el mismo mecanismo que en el pezón,. Se produce por una reacción en el tejido de alrededor de la mayoría de los tumores de mama, que lo vuelve más rígido y hace que se “traccione” de las estructuras superficiales como la piel y el pezón.

CAMBIO DE FORMA Frecuentemente nuestras mamas no van a ser simétricas y eso es absolutamente normal. Cualquier variación de forma respecto a nuestra forma normal debe llevarnos a consultar al especialista.

El ECCEMA DEL PEZÓN es una forma de presentación de un tipo específico de cáncer de mama que se llama Enfermedad de Paget mamaria. Notarás descamación en la zona, sólo en una mama, picor, enrojecimiento y pueden asociarse secreción mamaria o incluso bulto por debajo del pezón.

Espero que os hayan quedado claros estos síntomas y sobre todo debemos intentar que no sea fuente de agobio sino tener en mente que conociendo nuestra mama será sencillo detectar cualquier cambio.

Y si detecto alguno de estos síntomas…¿qué pruebas me realizarán?

Ante estos síntomas, si tienes menos de 30 años, te realizaremos una ecografía de mama en primer lugar, y si fuera necesario realizaríamos también mamografía a continuación para llegar a un diagnóstico correcto.

En las mujeres con más de 30 años con algún síntoma de los que hemos descrito empezaremos con la mamografía. Muy probablemente realizaremos también una ecografía para completar el estudio y en algunos casos, será necesario realizar también una RM de mama.

Recuerda no obstante, que la autoexploración mamaria no debe sustituir a tus revisiones de mama con Mamografía ya que el objetivo de estas revisiones es detectar el cáncer de mama de manera precoz, antes de que aparezca ningún síntoma.

Espero que esta entrada os resulte de utilidad y ya sabéis que cualquier duda me podéis consultar!!

Myriam Montes

Deja tu comentario