Hablamos con..la Dra. Rodriguez Rey. ¿En que consiste la técnica del ganglio centinela?

Hola a tod@s! La entrada de hoy es sobre una técnica fundamental en el diagnóstico del cáncer de mama. Para ello contamos con la Dra. Cristina Rodriguez Rey, médico especialista en Medicina Nuclear y compañera nuestra del Hospital Clínico San Carlos con la que he tenido la suerte de trabajar. Con su ayuda, vamos a comprender en qué consiste la técnica del ganglio centinela y su importancia en el proceso de diagnóstico y tratamiento del cáncer mamario.

El estudio de la axila en el cáncer de mama:

Os voy a introducir un poco el tema, cuando se diagnostica un cáncer en la mama, hay que ver bien la extensión del tumor en la mama, y también comprobar si el cáncer está localizado sólo en la mama o no.

La vía mas común de diseminación hacia otros órganos del cáncer mamario ,es el sistema linfático (los ganglios), y generalmente, si el cáncer “escapa” de la mama, el primer sitio al que se dirige es a los ganglios de la axila de ese lado.

Por ello, tu radiólogo de mama, tras diagnosticar un cáncer en la mama, valorará también la axila de ese lado mediante ecografía. Si te ve ganglios patológicos, te hará una punción para confirmar que existe afectación axilar y será necesario, si se confirma malignidad, extirpar todos los ganglios de la axila (linfadenectomía).

Si en la ecografía axilar no se ven ganglios patológicos, es buena señal, pero no nos podemos quedar ahí, porque existe la posibilidad de que el ganglio parezca normal pero este afectado microscopicamente. Aquí es donde entra la técnica del ganglio centinela, cuyo objetivo es identificar el/ los primeros ganglios a los que iría el tumor desde la mama, para poder recuperarlos en una cirugía poco invasiva y analizarlos a microscopio.

La Dra. Rodriguez Rey, experta en el tema, nos da todos los detalles:

¿Cuándo se realiza la técnica del ganglio centinela y en qué consiste?

La técnica del ganglio centinela se realiza a pacientes con distintos tipos de cánceres, con el fin de estudiar si los ganglios están afectados por células tumorales. Los cánceres en los que más se realiza son el de mama y el melanoma, pero también puede emplearse en otros tipos como en tumores ginecológicos,  tumores de cabeza y cuello..

Ciertos tumores como el de mama, en principio están localizados en la mama, y antes de extenderse por los diversos órganos, pasan por el sistema linfático desde el tumor de la mama, a los ganglios de la axila. Gracias a esta técnica, vamos a conseguir identificar el/los primeros ganglios donde drena el tumor. Una vez detectados podrán ser extirpados, y analizar si están afectados o no, de cara a decidir el tratamiento.

Cuando el ganglio centinela no presenta células cancerosas podemos asumir que el resto de los ganglios axilares no estarán afectados. Así conseguimos evitar extirpar todos los ganglios (lo que se conoce como linfadenectomía) en el caso de que no estén afectados, y evitar los efectos secundarios de ésta, tales como alteraciones en la sensibilidad, disminución de movimientos, hinchazón del brazo o retención de líquidos (linfedema)…

¿Cómo se realiza?

Para identificar el/los ganglios linfáticos centinelas, se inyecta un producto radioactivo (en algunos casos puede emplearse un colorante azul o combinar ambos), en la región periareolar (alrededor del pezón), o bien alrededor o dentro del tumor. La inyección se puede realizar el mismo día de la cirugía o el día anterior.

Tras la inyección, se realizará un suave masaje sobre la zona para ayudar a que el material difunda. Por su pequeño tamaño la sustancia viaja a través de los canales linfáticos, quedando “atrapada” en el primer ganglio de la cadena linfática (este sería el ganglio centinela).

A continuación, se realizarán imágenes (gammagrafías) con el fin de localizar ese/esos ganglio/s y marcar la zona donde están sobre la piel de la paciente, para ayudar al cirujano al abordaje quirúrgico. Es importante saber, que esos ganglios que aparecen en la imagen, que son los centinela, no quiere decir que estén afectados por cáncer, eso se sabrá al analizarlos al microscopio.

La duración de este proceso desde la inyección hasta finalizar con las imágenes es de 2-4h.

Ya en el quirófano, se realizará una incisión en la axila y con la ayuda  de una sonda que detecta radiación gamma, se buscará este ganglio centinela. La sonda emite una señal más intensa cuanto más cerca esté del foco que emite la radiación (el ganglio centinela), tanto en una pantalla reflejándolo de forma numérica como en forma de pitido.De esta manera se va localizar con precisión el ganglio centinela y una vez extirpado se analizará a microspocio para ver si está afectado de células tumorales o no.

 ¿Es molesto el proceso?

El procedimiento no produce dolor ni reacciones alérgicas, únicamente puede sentirse alguna pequeña molestia durante la inyección de la sustancia. Puede emplearse un anestésico local para evitar las molestias.

¿Es necesario alguna preparación? ¿Qué precauciones tengo que tener?

No es necesaria ninguna preparación. Aconsejamos beber abundante líquido y orinar con frecuencia en las horas posteriores a la realización de la prueba.

Las mujeres que estén en periodo de lactancia, deberán advertirlo y se les indicará si deben o no interrumpirla y por cuánto tiempo. En mujeres embarazadas, se valorará  el caso individualmente con el fin de valorar si este proceso puede retrasarse hasta que finalice el embarazo o en caso de ser imprescindible ajustar las dosis a inyectar.

La dosis radiactivas que se emplean  en esta prueba son muy bajas, siendo la radiación que recibe la paciente similar a una radiografía.

En las 24h posteriores a la inyección se evitará el contacto con mujeres embarazadas y niños.

Cómo veis, se trata de una técnica sencilla, apenas molesta e imprescindible para no realizar cirugías amplias en la axila innecesariamente.

Como siempre si tenéis alguna duda no dejéis de preguntarnos por aquí o en redes sociales y os contestaremos encantadas.

Feliz semana!!

Cristina Rodriguez Rey y Myriam Montes.

6 Comments

  1. Rocío BV 03/06/2020 en 12:53 - Responder

    Muchas gracias por la información, cómo todo lo que hacéis es muy revelador.

    Mi experiencia es que el marcaje de los ganglios no es nada traumático (me lo hicieron el día anterior a la cirugía), es un proceso que tardó unas 3-4 horas
    La recuperación de la cirugía fué más latosa por los dos ganglios que se extirparon que por la mastectomía parcial en sí

    Gracias de nuevo, ayudais muchisimo! Un abrazo

    • mamaymasinfo@gmail.com 03/06/2020 en 12:56 - Responder

      Muchísimas gracias a ti Rocío por compartir tu experiencia porque eso ayuda mucho a otras mujeres a no ir con excesivo miedo y angustia a este tipo de pruebas!!
      Un beso!!
      Myriam

  2. Julia 03/06/2020 en 14:10 - Responder

    Muchisimas gracias. Vuestros articulos siempre son de gran ayuda 😍

    • mamaymasinfo@gmail.com 03/06/2020 en 14:16 - Responder

      Muchísimas gracias a ti Julia,nos alegramos muchísimo de que esto sirva de ayuda, pensamos que hace mucha falta informar bien, quitar miedos…. 🤗🤗

      Myriam

  3. Luis Ramos 03/06/2020 en 16:21 - Responder

    Una vez más, enhorabuena por el artículo en el blog.

    Me parecería muy interesante en este punto si se pudiera hablar un poco de la Medicina Nuclear y de la importancia que tiene en estos procesos. En el momento que hablamos de gammagrafías, imagino que hablamos ya de radiofármacos, A lo mejor es muy muy amplio para responder por aquí, pero particularmente creo que sería un tema muy interesante (Medicina Nuclear, gammacámaras, PET/CTs, radiofármacos, diferencias con el resto de técnicas de imagen ).

    Un saludo y gracias de nuevo por una entrada tan interesante.
    Luis.

    • mamaymasinfo@gmail.com 03/06/2020 en 16:25 - Responder

      Desde luego es muy interesante lo que comentas Luis, porque las técnicas de medicina nuclear tb son muy desconocidas y en el cáncer de mama avanzado, el PET-TC tiene un papel fundamental. Nos queda pendiente para una próxima colaboración!!
      Myriam

Deja tu comentario