¿Qué es una biopsia de mama?

Hola a tod@s! Hoy os queremos hablar de algo que genera mucha ansiedad. Se trata de las biopsias de mama.

¿Qué es una biopsia? Es un procedimiento mediante el cual se obtendrá una muestra de tejido de una lesión para analizarlo a microscopio. Este análisis, permitirá descartar cáncer, o bien confirmarlo, y en el caso del cáncer de mama, determinar el subtipo de cáncer, para que tu oncólogo pueda iniciar el tratamiento óptimo.

Antiguamente, muchas de las biopsias se realizaban en el quirófano, pero gracias a los avances en los métodos diagnósticos, ahora es posible hacerlo en unos minutos, de manera mínimamente traumática.

Muchas pacientes acuden a esta prueba con nervios y ansiedad. En gran parte, es debido a la preocupación que supone la noticia de que se ha detectado algo que requiere un análisis más profundo.

En primer lugar, quiero aclararos, que cuando indicamos una biopsia, no es porque estemos seguros de que estamos viendo un cáncer de mama. Nosotros interpretamos la imagen, en algunos casos, lo que vemos es muy claro y típico de lesión maligna e indicaremos la biopsia para confirmarlo. Pero en muchos casos, indicaremos la biopsia porque con lo que vemos en la imagen, no podemos asegurar al 100% que se trate de una lesión benigna, y por supuesto no nos podemos quedar con esa duda. En la mama, además, somos especialmente “minuciosos”, y aunque intentamos evitar biopsias innecesarias, en cuanto un hallazgo no nos encaja absolutamente dentro del espectro de benignidad, nos inclinamos a biopsiar. En resumen, muchos de los nódulos o hallazgos que biopsiamos tendrán un resultado benigno, ese es el precio a pagar para que no se nos escape ningún cáncer. 

Los nervios que sí podemos minimizar a la hora de acudir a una biopsia, son los derivados del desconocimiento sobre la prueba. Algunas personas se pasan la noche sin dormir porque algún amig@ o vecin@ les ha contado que es una prueba espantosa que duele muchísimo, y cuando terminamos la biopsia nos dicen,,, ¿pero ya está?. De mi trabajo, esta es de las cosas que mas “coraje” me da, que lo paséis mal innecesariamente, porque os asusten.

En líneas generales, es un procedimiento sencillo, notarás una ligera molestia o escozor cuando te estemos poniendo la anestesia (como en el dentista), pero después, una vez anestesiada la zona, no notarás dolor.

¿Qué tipos de biopsias hay?

Según el objetivo y el tipo de información que se necesita obtener, hay diferentes tipos de biopsia

Punción aspiración con aguja fina (PAAF)

 ¿En qué consiste?

Es una punción con una aguja muy finita y se hace mediante guía ecográfica.

La información que se obtiene, al no ser tejido, sino células, es algo limitada. En el contexto del cáncer de mama se utiliza para analizar los ganglios de la axila ya que nos dirá si existe afectación.

Mediante esta técnica también podremos tratar quistes que resulten dolorosos o drenar abcesos en una mastitis (inflamación o infección en la mama).

En el caso de un nódulo sospechoso en la mama, esta técnica ha sido sustituida por los otros tipos de biopsia que ofrecen más información. El procedimiento dura tan sólo unos minutos.

¿Qué debo hacer antes?

No se necesita ninguna preparación ni es necesario que acudas en ayunas. En algunas situaciones se administrará anestesia local en la zona.

¿Necesitaré algún cuidado tras el procedimiento?

Podrás notar ligera molestia tras la punción y es posible, aunque poco frecuente, que se forme un pequeño hematoma en la zona igual que tras una analítica de sangre. Si la molestia es intensa puedes tomar un analgésico común (salvo aspirina).

Biopsia con aguja gruesa (BAG)

¿En qué consiste?

Se obtiene una muestra de tejido con una aguja que se introduce en la piel y llega a la lesión que se pretende estudiar. Este procedimiento se puede realizar guiado por ecografía, mamografía o resonancia magnética según las características de la lesión.

Por ecografía: si es posible, elegiremos esta guía al ser la más sencilla y cómoda. Además con esta técnica podremos ver la aguja en todo momento en tiempo real y así seleccionar mejor la zona a biopsiar. La duración suele ser de unos 10-15 min.

Por mamografía (también llamada biopsia por estereotaxia): algunas lesiones o tipos de cáncer sólo se manifiestan por la aparición de “micocalcificaciones”, sólo visibles en la mamografía, por lo que la biopsia debe realizarse guiada por mamografía. Es un procedimiento algo más laborioso y molesto que se realiza en el mamógrafo, con la mama comprimida. Aun así, no durará más de unos 20 minutos.

Por resonancia magnética: se realizará la biopsia guiada por resonancia magnética en caso de lesiones sólo visibles por esta técnica. La duración es variable dependiendo de la localización de la lesión, aproximadamente 20-30 min en total entre la preparación y la realización de la punción.

¿Qué debo hacer antes?

Si la biopsia se va a realizar guiada por resonancia magnética, es necesario que acudas en ayunas de 4-6 horas.

Si estás tomando Sintrom o medicación antiagregante, debes acudir a tu médico de cabecera y consultar si se puede cambiar o suspender la medicación unos días antes.

Se administrará anestesia local en la zona.

¿Necesitaré algún cuidado tras el procedimiento?: es probable que la zona moleste algo una vez que pasa el efecto de la anestesia. Esta molestia pasará con un analgésico de los que tomas habitualmente, (nunca aspirina porque favorece el sangrado).

Es recomendable que al llegar a casa apliques hielo en la zona durante unas horas (siempre a través de un paño o gasa para no quemar la piel). Al ser una aguja gruesa, es frecuente que salga un hematoma al día siguiente y notes cambios de coloración en la piel relacionados con el traumatismo que supone la biopsia, no te alarmes, se irá reabsorbiendo progresivamente.

Biopsia con aguja gruesa asistida por vacío (BAV)

¿En qué consiste?

Es un procedimiento muy similar a la BAG, pero el calibre de la aguja que se puede utilizar es mayor, ya que el aparato permite aspiración del hematoma en la zona de punción. Al igual que la BAG, se puede realizar guiado por ecografía, mamografía y resonancia magnética.

La diferencia con la BAG, es que se podrá extraer mayor cantidad de tejido para analizar y por este motivo, actualmente es la técnica que más se utiliza en el caso de microcalcificaciones y lesiones que sólo se pueden ver por resonancia magnética.

Tanto las microcalcificaciones, cómo las lesiones que sólo se ven en resonancia magnética suelen ser lesiones más complejas de analizar, al ser los hallazgos más sutiles, y es frecuente que el patólogo necesite más material para analizar.

Mediante esta técnica, además, los radiólogos podemos quitar lesiones sin necesidad de cirugía, fundamentalmente, lesiones que es mejor quitar, pero no son cáncer.

¿Qué debo hacer antes?

Si la biopsia se va a realizar guiada por resonancia magnética, es necesario que acudas en ayunas de 4-6 horas.

Si estás tomando Sintrom o medicación antiagregante, debes acudir a tu médico de cabecera y consultar si se puede cambiar o suspender la medicación unos días antess.

Se administrará anestesia local en la zona.

¿Necesitaré algún cuidado tras el procedimiento?

Se requieren los mismos cuidados que tras una BAG, siendo más frecuente la aparición de molestias y hematoma. Conviene aplicar frío local y mantener en reposo la zona durante 24 h.

Espero que os resulte útil esta información, os dejo a continuación una infografía de resumen y algunos vídeos donde os lo cuento todo. Cualquier duda,bienvenida!!!

Myriam Montes

2 Comments

  1. Mar 21/05/2020 en 19:16 - Responder

    La biopsia da miedito, pero si la realiza el Dr. De la Rosa es coser y cantar. Jajaja. Un placer trabajar contigo. Todo es más fácil

    • mamaymasinfo@gmail.com 23/05/2020 en 17:11 - Responder

      Desde luego!!siempre es importante estar en manos de un buen profesional 👌🏼

Deja tu comentario